spot_img

El puerto de Las Palmas recupera el espacio de la antigua flota japonesa




Tiempos de cambio a las infraestructuras portuarias de Las Palmas. Las desaparecidas zonas donde operaban Ecopesa, Frucasa, Fransari, Mavacasa Guillermo Brito Almeida y Cirsa dan paso a nuevos servicios en los que se descargó atunes, pulpos, calamares que comercializaban en el resto del mundo compañías como la Nippon Yusen Kaisha, Taiyo Gyogyo, Japan Reefer Carrier, Nippon Suisan, Nichiro Gyogyo, Hoko Suisan y Kyokuyo Hobei. El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra (PSOE), recuerda que «pese a sus casi 18 kilómetros de muelles, la línea de atraque es hoy día una de las mayores demandas en el Puerto de Las Palmas».

Históricamente, el pantalán de Fransari tuvo su mayor ocupación con barcos destinados a la pesca, siendo referencia principal por su posición con respecto a las naves colindantes que hacían uso de la instalación para sus movimientos. En el trascurso de los años, esta estructura, en especial las vigas pretensadas, ha ido sufriendo un deterioro importante hasta casi inutilizarla para su uso portuario. Esta obra recupera el pantalán Fransari para la operativa y amplía el tipo de buques a los que puede dar servicio.

Por ello, el pantalán Fransari ofrece estos días una imagen infrecuente con su desmantelamiento, viga a viga, y su traslado en barcaza hacia el muelle del Refugio para su descarga y su gestión medioambiental. La buena marcha de la obra ha permitido adelantar fechas en el plan de trabajo. Debido a problemas estructurales por el deterioro del medio salino, este pantalán situado en pleno corazón del Puerto de Las Palmas ha permanecido varios años con un uso muy restringido.

Con esta actuación, se pretende acondicionar el pantalán de Fransari en una longitud de casi 110 metros, que suma los cinco primeros vanos de la estructura, así como la mejora de servicios, superestructura y elementos de amarre. Se ha optado por anular la estructura en voladizo y ejecutar un muelle continuo, dando así cabida a su uso por diferentes tipos buques.

Este verano se adaptó los cortes de todas las vigas del pantalán en sentido longitudinal. El siguiente paso en el plan de obras fue realizar los cortes en las cabezas de las vigas para después retirarlas mediante el izado de las mismas. Esta operación de izado estaba prevista para septiembre, pero su ha podido adelantar por la buena marcha de la obra. La Autoridad Portuaria de Las Palmas sacó a licitación el acondicionamiento del pantalán de Fransari por un presupuesto base de 2,9 millones de euros. Su plazo de ejecución es de 15 meses.


Últimos artículos

Contenido relacionado