spot_img

El PSOE pone las pilas a Capitanía tras la noticia de Puertos928 del desmadre laboral

El presidente de Puertos de Las Palmas, Luis Ibarra (PSOE), ha puesto las pilas este noviembre a Capitanía Marítima tras desvelar Puertos928 los fallos que hay en la contratación de personal no cualificado en áreas como reparaciones navales. Así, el director de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Francisco Trujillo, ha enviado a los grupos de interés una ordenanza que «incluye las observaciones recogidas en el informe de la Capitanía Marítima de Las Palmas en materia de seguridad marítima» y «solicitado por la Autoridad Portuaria», según ha desvelado el diario canario PuertoCanarias.

El movimiento se origina tras la noticia de Puertos928 que anunciaba redadas de Inspección de la Seguridad Social contra prácticas poco honestas de empresas que recurren a mano de obra extranjera en un periodo en el que hay un 60% de desempleo contando Ertes en Canarias por la pandemia del Covid19. El objetivo es acabar con «riesgos inexplicables» en el Puerto de Las Palmas.

Así el texto de Trujillo señala creación de una nueva ordenanza «para la regulación de los trabajos de reparación naval a bordo de buques y/o artefactos flotantes atracados en los puertos gestionados por la Autoridad Portuaria de las Palmas».

La nueva normativa será de «obligado cumplimiento dirigida a todos los agentes que intervienen en el proceso, desde la notificación de los servicios hasta la ejecución de los trabajos (consignatario, tripulación, director de obra, taller, etc.) siendo necesario profundizar en determinadas cuestiones, estableciendo una clasificación de las diferentes reparaciones navales»

Asimismo, busca «delimitar si las mismas podrán o no ser realizadas por la propia tripulación del buque», con ello, «asegurar que las reparaciones navales se ejecuten de modo seguro, de tal forma que las mismas no puedan suponer en ningún caso un riesgo inaceptable para la seguridad de los trabajadores y personas a bordo, para la seguridad de los habitantes de la ciudad, para la seguridad del propio buque que se repara o para otros bienes, buques e instalaciones colindantes, ni, por último, para el medio ambiente, en general».


Últimos artículos

Contenido relacionado