El PP seduce en el puerto de Las Palmas a empresarios para frenar a Máñez e Hidalgo

La dirección nacional del PP ha comenzado este mes de junio la búsqueda de empresarios portuarios que puedan hacer frente a la llegada de Elena Máñez a la candidatura del PSOE en Las Palmas capital así como el Cabildo de Gran Canaria con Augusto Hidalgo. Para la presidencia del Gobierno de Canarias en 2023 el PP bajara colocar a un dirigente de Tenerife y que facilite una alianza con CC en unas elecciones generales que tendrán un calendario que depende del PSOE y su crisis catalana. Es decir: si hay elecciones en 2024 habría un experimento tipo UPN en los años 90.

Más que jefes de empresas familiares están sondeando a directivos que tengan cierto tirón y experiencia en gestión de grandes plantillas en el pasado. Y ahí ha surgido el nombre de José Juan González Salmah, consejero delegado de Canaragua, empresa comprada por Veolia y por tanto en fase de reestructuración, y de Vicente Marrero en la lista del PP al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria junto al director de Cáritas en Canarias, Gonzalo Marrero, tras la casi imposible llegada a la presidencia del Consejo Económico y Social de Canarias. Vicente Marrero no tiene militancia en el PP y nunca se le ha visto defendiendo sus teorías más allá de las lógicas de un gestor empresarial.

Agenda oculta de Torres y Australia Navarro para evitar una crisis en Arucas

En el caso del Cabildo de Gran Canaria el PP baraja empresarios del sector industrial o del negocio del turismo con fuertes intereses en el puerto de Las Palmas. Una de las personas que se barajó la pasada primavera es el dueño de Ron Arehucas, Rafael Méndez, pero la negativa del PP regional del evitar romper con el PSOE en Arucas para ejecutar un pacto entre CC, PP y NC con el que quitar la alcaldía a sus socios del PSOE ha dinamitado esa posibilidad. A cambio Ángel Víctor Torres ha establecido una agenda oculta con el PP de Australia Navarro una vez al mes en la sede de la presidencia del Gobierno de Canarias.

A la alcaldía de Arucas se sumarían acuerdos con el PP con CC y NC en el sur de Gran Canaria y se cierra el círculo en Mogán con una alcaldesa que se ha pasado finalmente a CC. Evitar que el PP tome Arucas es una decisión del propio PP, que anda en una campaña de mensajes vacíos del tipo «somos un partido en positivo». En las reuniones con empresarios portuarios lo que más ha sorprendido «ha sido la protección que la dirección regional del PP ejerce sobre el consejero de Transportes, Sebastián Franquis (PSOE) ya que «les dijimos cosas muy serias, propias de investigación parlamentaria, y ni tomaron nota».

Testear a las patronales

Y es que en círculos portuarios ha llamado la atención la ausencia de representantes del PP en Las Palmas capital en la ronda de contactos con las patronales Asocelpa, Oneport y Fedeport. «Las reuniones fueron penosas, se presentan como el partido de las propuestas, no sabemos realmente a qué vinieron, es un misterio», dijo un líder empresarial del puerto de Las Palmas.

En esos encuentros el propio PP quiso pasar desapercibido aunque siempre se emplea el argumento de que la prensa local no se hace eco de su agenda y propuestas. «Eso no se lo cree nadie, han venido a testear qué grado de rechazo tienen tras la etapa de Juan José Cardona en la Autoridad Portuaria de Las Palmas», apostilló a Puertos928 un empresario portuario consultado por el PP en junio.