spot_img

El hipódromo portuario deja libre la llegada de Ortega a la CCE

La lucha por el poder en la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) dejará fuera de cobertura a las empresas del puerto de Las Palmas al hilo de los movimientos que Coalición Canaria (CC) está realizando en las últimas semanas a fin de garantizar la llegada de Pedro Ortega a la presidencia de la patronal de Las Palmas. Ortega es gerente de Pastas La Isleña, dueña a su vez de la marca La Candelaria, de Tenerife, que fabrica para operadores locales de descuento duro como Mercadona. Femepa mantendría su vicepresidencia primera actual tras el blindaje estaturio efectuado este octubre.

Los acuerdos y alianzas entre la CEOE de Las Palmas y el sindicato derechista de estibadores no contará con freno suficiente desde la patronal de la Construcción de Las Palmas. La llegada de Ortega está más que asegurada por la posición de Femepa, que quiere mantener su vicepresidencia primera en detrimento de la llegada de Óliver Alonso, que carece de patronal con la que presentarse a las elecciones ya que Aiva está partida en dos y Femepa tiene sus copromisos adquiridos previamente de apoyar a Asinca.

Será la segunda vez que un directivo se presenta a unas elecciones para presidir la patronal tras Agustín Manrique, que cesa en el puesto en febrero de 2021. El nuevo presidente deberá gestionar la reconstrucción empresarial de las islas. La idea es que sólo Ortega presente su candidatura y cuenta con un amplio apoyo de las organizaciones miembro de la CCE, por lo que no es descartable su nombramiento por aclamación en la Asamblea Electoral. La de Ortega será una línea más blanda dados los equilibrios que Asinca debe proteger en Madrid y Bruselas con el PSOE.

Fuentes favorables a la elección de Ortega aputan la importancia de que la organización empresarial mantenga su independencia, «desde la moderación y el sentido de región», y de que se ponga en valor a la empresa y a los directivos. «La CEOE intentará aportar su granito de arena para mejorar las cosas en Canarias. A veces nos tocará ser el ‘Pepito Grillo’, pero siempre intentaremos trabajar en positivo”, apuntaba hace unas semanas el empresario portuario.

Los retos

Entre los retos a los que se enfrentará Ortega como presidente de la CCE se encuentran los cambios en la legislación laboral y fiscal que pretende acometer el Gobierno de Canarias, la aplicación del acuerdo de negociación colectiva firmado con los sindicatos hasta 2020 y la situación turística. Con su elección al frente de la CEOE de Las Palmas, Ortega no abandonará su cargo de directivo de La Isleña, cargo al que regresó tras ser consejero de Industria. Ortega se hará cargo de una CCE con un PIB del archipiélago que ha tenido un descenso trimestral del 32 % en el segundo trimestre de 2020, superando la caída registrada a nivel estatal (-18,5 %) en más de 13 puntos porcentuales.

Ortega defenderá desde la CCE que se apliquen las medidas del Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias, para que la actividad económica de Canarias recupere el crecimiento, asegurando la pervivencia del tejido productivo y del empleo. En materia laboral, insistirá en la importancia de prorrogar la duración de los ERTE, al menos hasta primer semestre de 2020, para que las empresas tenga la flexibilidad interna de adaptarse a la velocidad de reactivación de la economía, que tildan de «lenta y gradual».


Últimos artículos

Contenido relacionado