El gran estudiante del colegio Jaime Balmes de Las Palmas que maneja el Kuwait de África

El pasado 15 de junio, Gabriel Obiang Lima, ministro de Petróleo de Guinea Ecuatorial, se opuso oficialmente a la organización en los Emiratos Árabes Unidos de África Oil Week (AOW), una de las ferias africanas más importantes del sector. El evento se había trasladado a Dubai debido a las restricciones de coronavirus en Sudáfrica, donde se planeó originalmente. El líder ecuatoguineano, que es el único africano que se ha opuesto a este cambio, también canceló la participación de su país. Para él, un evento de este tipo debería tener lugar en África y en ningún otro lugar. Esta postura confirma el liderazgo que ha demostrado en el sector en Guinea Ecuatorial durante varios años, pero también en África.

Es un secreto a voces. En África, las multinacionales obtienen la mayor parte de los ingresos de la comercialización de petróleo y gas natural. Las empresas locales que no tienen suficientes capacidades operativas y financieras terminan con participaciones marginales, y la débil aplicación del contenido local significa que las ganancias extraordinarias del petróleo generalmente se redistribuyen de manera deficiente.

Ante la importancia de generar más riqueza en torno a los hidrocarburos, principal fuente de divisas del país, el ministro inició una nueva ley de contenido local. Promulgado en 2014, el sistema establece, entre otras cosas, que todos los acuerdos de petróleo y gas incluyen disposiciones relacionadas con la creación de capacidad local, y se da preferencia a las empresas locales en términos de contratos de servicio. En los casos en que no exista una empresa local para llevar a cabo el proyecto, los productores o exploradores deberán dar prioridad a las empresas de propiedad de nacionales de Estados de la Comunidad Económica de Estados Centroafricanos (CEMAC).

En los casos en que no exista una empresa local para llevar a cabo el proyecto, los productores o exploradores deberán dar prioridad a las empresas de propiedad de nacionales de Estados de la Comunidad Económica de Estados Centroafricanos (CEMAC). La industria de servicios desarrollada posteriormente allanó el camino para una mejora significativa en el desempeño macroeconómico del país. Según cifras de 2018, los impuestos recaudados en este sector se han traducido en un aumento del 7,2% en los ingresos no petroleros este año.

En julio de 2018, el Ministerio de Petróleo ordenó a las empresas petroleras que operan en el territorio cancelar sus contratos con el proveedor de servicios CHC Helicopter, lo que infringió una norma de la ley sobre contenido local. Luego, CHC otorgó varios contratos de servicios a empresas extranjeras. Se ordenó a la empresa que abandonara el país en un plazo de 60 días. «Estas leyes están vigentes para proteger y promover la industria local, crear empleos para los ciudadanos, promover el desarrollo sostenible de nuestro país y monitoreamos y hacemos cumplir estos requisitos». , dijo el funcionario.

Con miras a desarrollar la capacidad de la fuerza laboral local para capturar más oportunidades en el sector de servicios petroleros, Obiang Lima firmó un acuerdo con el Instituto de Tecnología del Sur de Alberta (SAIT Polytechnic) en 2016. El acuerdo implica que la parte canadiense Ciudadanos guineanos con una formación técnica completa de dos años en conocimientos básicos y tecnológicos en petróleo y gas.

El acuerdo implica que la parte canadiense proporcione a los ciudadanos de Guinea Ecuatorial una formación técnica completa de dos años sobre conocimientos básicos y tecnológicos de petróleo y gas. «Esta iniciativa se puso en marcha para asegurar que la fuerza laboral en los sectores de minería y energía esté al tanto de las últimas tendencias en el campo y tenga las habilidades para estimular las actividades» , dijo un comunicado oficial. El país planea tener a largo plazo, elementos importantes que podrán competir con los gigantes del sector servicios a escala global.

Aunque quiere tirar de la manta del lado de los intereses locales, Gabriel Obiang Lima anunció en mayo de 2020, dado que la pandemia de coronavirus afectó las inversiones en el sector, que el ministerio extendía por dos años los programas de exploración de petróleo y gas en el país. Si bien esta medida es una flor para los exploradores, también ayudará a mantener puestos de trabajo en el sector cuando los programas lleguen a su fin. Ocurre que las empresas no renuevan sus programas de exploración porque están golpeadas por la pesimismo financiero.

En marzo de 2020, Obiang Lima anunció que el estado había decidido dejar temporalmente de cobrar impuestos a las empresas de servicios petroleros locales, con el fin de apoyarlas en la crisis. En 2017, el ministro también puso en marcha el programa LNG2Africa, cuyo objetivo es permitir que los países de África Central y Occidental tengan acceso al GNL, una energía asequible, para producir electricidad y reducir sus emisiones de CO 2 . En la primera fase del programa, Guinea Ecuatorial pretende apoyarse en la producción futura del proyecto Fortuna FLNG (2,2 millones de toneladas al año).

La mitad de esta producción se exportará a mercados emergentes, y Malabo ha decidido que el resto se distribuirá a sus vecinos de la subregión para ayudarles a mejorar su producción eléctrica. “Es imperativo que los países africanos moneticen su gas y que los usuarios de energía se beneficien de este recurso más barato, más limpio y de producción local. Guinea Ecuatorial tiene el compromiso de trabajar con sus vecinos de la región para encontrar soluciones que beneficien a todos ”, comentó el líder.

Posteriormente, en noviembre de 2019, durante el Segundo Seminario Internacional del Foro de Países Exportadores de Gas Natural (GECF) celebrado en Malabo, dijo: “El valor agregado del gas es enorme. Tenemos la posibilidad de utilizarlo para producir electricidad a menor costo y así mejorar las condiciones de vida de nuestras poblaciones, pero también, por ejemplo, para instalar plantas petroquímicas con un valor agregado considerable” .

El programa LNG2Africa se ralentizó un poco por el fracaso de las negociaciones para implementar la instalación de licuefacción de Fortuna FLNG LNG. Pero ya se han firmado acuerdos de suministro de gas con Ghana, Togo, Sierra Leona y Burkina Faso. Guinea Ecuatorial prevé utilizar la plataforma portuaria de Togo para el suministro de GNL a los países del interior. Una vez en el puerto de Lomé, el GNL será regasificado antes de ser transportado a los países sin litoral de Níger, Mali y Burkina Faso.

Aunque el proyecto Fortuna FLNG está en suspenso, Malabo sigue comprometido con LNG2Africa. Actualmente se están desarrollando nuevas capacidades de producción de GNL en Punta Europa, a partir del campo Alen que entró en producción en febrero de 2021. Guinea Ecuatorial quiere jugar un papel unificador entre los productores africanos y los futuros productores de hidrocarburos, en particular en torno a los desafíos cruciales del sector. a saber, la financiación y el desarrollo de infraestructuras.