spot_img

El plátano de Canarias a la Península, entre los más afectados por la crisis palmera




Las entidades productoras de plátano de Canarias en Tenerife y Gran Canaria deberán reforzar desde este lunes el suministro de plátanos en la Península por el volcán de parque nacional de Cumbre Vieja, en el sur de la isla, que ha erupcionado este fin de semana. El consejo de ministros de este martes comienza a preparar el paquete de ayudas a La Palma derivado de los efectos de esta catástrofe nacional dado que en plátanos ahora mismo el mercado canario es temporada alta al coincidir con el inicio del curso escolar, entre otros factores.

Boluda Lines desde Santa Cruz de La Palma hace recorridos marítimos de las mercancías. La carga se realiza los martes en contenedores refrigerados, reefers, un tipo de transporte en el que Boluda Lines está altamente especializado. Desde La Palma se realiza la ruta con todo tipo de carga, seca y refrigerada hacia Galicia, Bilbao y Lisboa, con escalas posteriores en Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Arrecife y Puerto del Rosario.

La mayor parte de las empresas de mensajería que emplean la vía marítima también tendrán mermadas sus operaciones derivadas de la restricciones de movimientos en el interior de la isla. En el caso de operadores B2B como Amazon el problema es cómo va a reaccionar la red de Correos dado que no hay problemas de entradas de productos.

El sector platanero exporta desde las islas más de un millón de kilogramos de plátanos al día durante todo el año, lo que representa ya más del 80% del volumen de exportaciones del sector primario del Archipiélago. Una producción y volúmenes de exportación que durante la pandemia se han visto igualmente incrementados a consecuencia tanto del aumento de producción, como del desvío de ventas que ha debido acometer el sector ante la caída del turismo en el archipiélago.

El volcán entró en erupción el domingo en la isla de La Palma en el archipiélago español de Canarias, expulsando lava y esparciendo una columna de humo y cenizas al aire desde el parque nacional de Cumbre Vieja, en el sur de la isla. Las autoridades ya habían comenzado a evacuar a los enfermos y algunos animales de granja de los pueblos de los alrededores antes de la erupción, que ocurrió en la Cabeza de Vaca, en El Paso, a las 14.15 GMT, según el Gobierno canario.

Dos horas después, con ríos de lava bajando por la ladera, el gobierno local emitió una orden de evacuación obligatoria para cuatro localidades, incluidos El Paso y Los Llanos de Aridane. Se desplegaron soldados para ayudar y se pidió a los residentes que redujeran al mínimo el uso de teléfonos móviles. La Guardia Civil tuiteó más tarde que participaría en la evacuación de entre 5.000 y 10.000 personas de pueblos cercanos al volcán, incluyendo El Paso y Los Llanos de Aridane.

Imágenes de video mostraban fuentes de lava roja fundida disparándose hacia el cielo, y columnas de humo que se divisaban desde toda la isla. El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que había pospuesto su viaje a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York y se dirigía a La Palma. El jefe del gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, dijo a TVE que hasta el momento no se han reportado heridos, pero el municipio dijo que varias carreteras se habían derrumbado.

El rey Felipe de España habló con Torres sobre la situación y estaba siguiendo los acontecimientos, dijo la casa real.
Los vuelos desde y hacia Canarias continúan con normalidad, dijo el operador del aeropuerto Aena. La Palma había estado en alerta máxima después de que se informaran más de 22.000 temblores en el espacio de una semana en Cumbre Vieja, una cadena de volcanes que tuvo una erupción importante por última vez en 1971 y es una de las regiones volcánicas más activas de Canarias. La primera erupción volcánica en La Palma fue en 1430, según el IGN. En 1971, cuando un hombre murió al tomar fotografías cerca de coladas de lava.


Últimos artículos

Contenido relacionado