spot_img

El Ebitda del Puerto de Las Palmas se dispara un 320 %

La rentabilidad del Puerto de Las Palmas es imparable en tiempos de pandemia a un ritmo de 4,17 % y unas ventas que crecen un 5,54 % entre 2017 y 2018. El dinero circulante que hay en las cuentas de la Autoridad Portuaria de Las Palmas creció un 320,44 % entre 2017 y 2018. Mientras la red Puertos del Estados se estalla el dinero en mútiples actividades ajenas al negocio en Las Palmas la evolución implica un incremento en la rentabilidad económica de la entidad pública de las más altas de España.

El resultado de estas variaciones se reflejan en el un aumento de la rentabilidad de explotación de la empresa del 66,82 % en el periodo analizado, siendo igual al 7,44 % en el año 2018. El resultado neto de Puertos de Las Palmas creció un 245,97 % entre 2017 y 2018. La rentabilidad financiera es del 223,53 % entre 2017 y 2018 del 6,6 % en el año 2018. En comparación con su sector, el activo de la entidad públicas muestra una mayor proporción de activo no corriente. En concreto, la diferencia con la media del sector es de 7,3 %.

En cuanto a la composición del pasivo, la empresa estatal recurre en mayor medida a la autofinanciación, siendo la proporción del patrimonio neto un 11,07 % mayor. Consecuentemente, las fuentes de financiación ajenas son menos utilizadas por la compañía (un 11,07 % menos que el sector). La proporción que suponen las ventas sobre los ingresos totales de explotación en la empresa es igual a 90,03 %, un 6,95 % menor que en el sector.
El Eitda de la empresa estatal portuaria fue positivo e igual a un 38,86 % respecto a los ingresos totales de explotación, un 22,24 % superior al del sector.

La capacidad de la empresa para generar beneficios de explotación es superior a la del sector ya que su ratio Ebitda/Ventas es mayor (0,43 frente a 0,17). El resultado neto de la empresa fue positivo e igual a un 37,26 % respecto a los ingresos totales de explotación, un 22,82 % superior al del sector. La rentabilidad económica en el 2018 se ha incrementado desde el 1 % de 2017 hasta el 4,17 % de 2018. A este crecimiento ha contribuido el aumento de la rotación de activos, alcanzando en el último periodo el 0,1 frente al 0,09 del 2017. La rentabilidad financiera en el 2018 alcanzó un nivel positivo del 6,6 %. La estructura financiera de la empresa ha afectado positivamente a su rentabilidad financiera.


Últimos artículos

Contenido relacionado