El Canaries Containerised Freight Index se dipara un 73%

Los contenedores subieron un 29,85 por ciento, siendo los tránsitos de TEUs los que más crecieron con un 73,12 por ciento, según los datos facilitados por la Autoridad Portuaria de Las Palmas. Canaries Containerised Freight Index (CCFI) refleja que la evolución de las tarifas del mercado de exportación de contenedores por vía marítima desde Canarias ha generado un efecto positivo en cuanto a generación de actividad. .

El CCFI de diciembre experimentó en el puerto de La Luz, en Gran Canaria, logró mantener en 2020 su volumen de actividad y hasta incrementarlo levemente, un 0,08 %, pese a la crisis de la covid-19, paliando en parte los significativos descensos de otros de la provincia, que, en conjunto, cerraron el ejercicio con una bajada del 3,46 %, según ha anunciado este lunes la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

En el conjunto de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, los contenedores subieron un 23,69 por ciento, siendo los tránsitos de TEUs los que más crecieron con un 73,34 por ciento. Las mercancías bajaron un –1,16 por ciento (el cabotaje perdió un -16,20 por ciento, pero la proveniente del exterior se incrementó un 6,76 por ciento). Los contenedores subieron un 29,85 por ciento, siendo los tránsitos de TEUs los que más crecieron con un 73,12 por ciento.

Si bien los aumentos de precios son habituales a fin de año, durante diciembre hubo mayor movimiento que el habitual, y cuando en breve nos encontremos con productos importados con alzas significativas no debemos sorprendernos. ¿Por qué? Debido a que el coste de flete ha tenido un aumento fenomenal, llegando a los 7.000 dólares para los contenedores que vienen de China.

Recordemos que en septiembre de este año alertábamos sobre la fuerte suba de costos de flete, ya que en ese momento había pasado de los 1.000 dólares de principios de año a los 4.000 dólares por contenedor, siempre tomando a China como referencia. En aquel entonces había falta de espacio y se duplicaban los tiempos de entrega de mercaderías.

En su momento había razones estacionales y posiblemente geopolíticas. Por un lado, el inicio de la temporada alta – para suplir las necesidades de fin de año de distintos productos-, y también el Golden Week (Semana Dorada), un feriado con duración de una semana en China, que conformó un cuello de botella en los embarques previos a esa fechas.

A su vez, se estaba reactivando el comercio internacional, luego de la cuarentena estricta de algunos países que ya habían pasado la primera ola, y se avecinaban las elecciones en Estados Unidos, donde una eventual victoria (finalmente no ocurrida) de Trump podría haber generado más tensiones con China, tema que incidía en el adelanto de compras a ese país. Pasado ese momento, los precios se estabilizaron, si bien en números altos, pero en las últimas semanas se vienen produciendo alzas inesperadas en su magnitud, alcanzando, los 7.000 dólares por contenedor.

Hoy, al problema de espacio, se le suma a la escasez en China de contenedores (podemos decir que es el principal problema que afecta la suba de tarifas marítimas). En la actualidad hay infinidad de productos, consumidos diariamente en nuestras casas, que dado su bajo valor resulta imposible producir a nivel local. Pero, con los valores de flete mencionados, va a ser difícil conseguirlos a un precio competitivo. Recordemos asimismo que enero es el último mes antes del Año Nuevo Chino, donde históricamente los valores de flete aumentan. Por tal motivo, no vemos imposible pensar en valores de 9.000 dólares en las próximas semanas. Todo esto hace que muchos productos, donde el costo del flete tiene fuerte incidencia en el precio final, deban venderse a casi el doble de lo que estaban hace un tiempo atrás.