spot_img

El buque ‘algo’ gafe que atiende Astican este agosto




Hay barcos que no levantan cabeza o deben arrastrar algún gafe que, según la RAE, significa que alguna persona trae mala suerte. A la espera de conocer los resultados económicos de los dos operadores de reparaciones navales de Las Palmas de 2020, agosto ha sorprendido con la llegada del GLP Bow Guardian, que ha sido vendido a mitad de proceso de reparación en Astican.

De poco ha servido que este verano la primera ministra noruega, Erna Solberg, dijese que su ya expropietario Odfjell fuese destinatario del premio anual de la Fundación para la Competencia Marítima de Noruega. En su discurso, Soberg destacó los esfuerzos a largo plazo de Odfjell para reclutar y capacitar a jóvenes talentos marítimos. Y es que la gestión de selección de recursos humanos es precisamente uno de los aspectos que la naviera más vigila donde opera.

Este mismo barco que entra en Astican con un dueño y sale con otro en 2017 causó pánico en la Baja Sajonia. Los vecinos de Elba debieron ser movilizados por la presencia de gas propileno altamente explosivo que escapó del petrolero de GLP Bow Guardian en la noche del 19 de octubre de ese año. Se descubrió que la situación era tan peligrosa y amenazaba con explosiones, que se pidió a los residentes locales que mantuvieran cerradas las ventanas y puertas, la aldea de Abbenfleth fue parcialmente evacuada. Otro efecto secundario de la exposición a este gas es una intoxicación similar a fumarse drogas.

Este 16 de agosto de 2021, Odfjell Gas Shipowning AS, subsidiaria 100% propiedad de Odfjell, celebró un acuerdo de transacción con BW Epic Kosan Ltd para la venta del Bow Guardian, construido en Corea en 2008. El precio de compra se liquidará en parte en efectivo, destinado a la amortización total de los préstamos hipotecarios sobre los buques, y en parte mediante la emisión de 6.889.611 acciones libremente transmisibles de BWEK. Tras la transacción, Odfjell poseerá el 4,3% de las acciones de BWEK.

La transacción concluye la salida de Odfjell SE del segmento de gas y la participación en BWEK se considerará una inversión financiera no estratégica. Se espera que la transacción genere una contribución positiva menor a las pérdidas y ganancias de Odfjell y también tendrá un impacto positivo en el balance de la empresa.


Últimos artículos

Contenido relacionado