spot_img

Editorial: estibadores fascistas

El socialfascismo era una teoría apoyada por la Internacional Comunista y los partidos afiliados a principios de la década de 1930 que sostenían que la socialdemocracia era una variante del fascismo porque se interponía en el camino de una dictadura del proletariado, además de un corporativismo compartido. La teoría del socialfascismo fue defendida enérgicamente por el Partido Comunista de Alemania , que estaba en gran parte controlado y financiado por el liderazgo soviético desde 1928.

Las simpatías que antaño generaban los estibadores ya no existe. Son como el Sepla de aquel monopolio de Iberia cuando existía el INI. Ahora los socialfascistas que se esconden bajo las siglas sindicales deben dar paso a una masa laboral de canarios y canarias que no pueden acceder a sus elitistas puestos de trabajo, con esos salarios de 8.800 euros al mes por tener secuestrada la economía portuaria. Antes era con Opcsa, ahora es con Yecasa. Esta semana amenazaron con volar la paz social en el puerto de Las Palmas. Sus presiones no se las cree nadie. Con un 40% de desempleo en las islas y un 70% de paro juvenil, un turismo paralizado, solamente a un grupo de individuos ajenos a la realidad se le ocurre impedir que una ETT pueda generar empleo entre operadores portuarios.

Se han convertido en una lacra y en caspa portuaria. A camino entre patronal y una especie de COAG portuario. Se sientan en la patronal CEOE de Las Palmas con sus socios de Terminal La Luz al tiempo que se declaran sindicato de clase. Al margen de que la Patronal de Las Palmas debería revisar qué asociados tiene, lo cierto es que ya no son sindicato de nada y solamente coordinan corporativismo compartido. Quizás sea hora de ilegalizar a las organizaciones portuarias de extrema derecha. Si una entidad bloquea el crecimiento del empleo y la riqueza de los isleños debe ser condenada al ostracismo.


Últimos artículos

Contenido relacionado