Crónica del lobby rácano Guersi y el bluff de PAN Ocean Aquaculture en Las Palmas

Jugar al bajo perfil de forma absurda es una de esas escuelas de lobby rácano que hay en Las Palmas. Confunden gestión de proyectos europeos, que precisa ciertas dosis de discrecionalidad, con la llegada de una inversión de 200 millones de euros cuando la empresa promotora tiene 3.000 euros de capital social. Un proyecto privado en cualquier país de la OCDE no tiene nada que ver con un Interreg gestionado desde el campus del mar en Taliarte.

La Canarias en la que gobierna el PSOE y Nueva Canarias no es la del régimen de Coalición Canaria (1992-2019) donde un consejero como el industrial y ya desconocido Pedro Ortega se encargó de hacer lobby al Gobierno del que formaba parte bendiciendo inversiones privadas del sector del gas propanado hasta el punto que el proyecto de Redexis fracasó.

Una gran idea fatalmente gestionada

¿Se imagina que una salida a bolsa de una eólica se hiciera con perfil bajo? Pues esto es lo mismo: para generar adhesiones a un proyecto tan brillante PAN Ocean Aquaculture el socio local, José Luis Guersi, se ha equivocado porque no se ha gastado un duro en explicarlo. Y así va el proyecto: fracasado porque no hay base legal de los funcionarios para apoyarlo.

En el sector turístico tampoco gusta por riesgos de llegada de bichos marinos a la costa próxima a zonas turísticas y por saber qué grado de turbiedad puede originar en el sureste grancanario. En esto, tanto el PP como Nueva Canarias mantienen posición común en el Cabildo de Gran Canaria. Marco Aurelio Pérez como alcalde responsable de la zona de Maspalomas Costa Canaria siempre frenó estas inversiones.

Como los socios canarios de PAN Ocean Aquaculture han sido incapaces de captar aliados, los políticos se encogen de hombros y miran a otro lado. Y, cuando ya comienza a pincharse la burbuja, se saca una intoxicación en prensa haciendo creer a los funcionarios regionales que es preciso cambiar la norma para adaptarla a la inversión proyectada.

Demócratas para el cambio o cambiazo

Las autoridades canarias estarían recibiendo presiones PAN Ocean Aquaculture para llevar a un territorio donde el PP gobierna con la extrema derecha, Andalucía, el proyecto cuando en la islas Canarias por el bloqueo del turismo hay un 40% de desempleo y un 65% de paro juvenil ha sonado a bochornoso máxime cuando hay capital nórdico y socialmente responsable en PAN Ocean Aquaculture. Las autoridades canarias han pedido a la filial insular de PAN Ocean Aquaculture un aval bancario para iniciar el procedimiento. Y ese folio, de entrada, no aparece.

Dudas sin despejar

Del proyecto poco se sabe por ese perfil bajo que han adoptado los promotores. Hay cosas por saber. Por ejemplo, los planes para reducir la contaminación por plásticos en la acuicultura marina. El IEO señala que mientras los recursos marinos para producir pescado y moluscos ha ido decayendo a lo largo de los años, la acuicultura continúa creciendo a una velocidad mayor que otros sectores de producción de alimentación, de manera que su producción se ha multiplicado por ocho desde la década de los años 50.

El desarrollo de la acuicultura se ha basado en el uso del plástico como material básico en numerosos elementos de las instalaciones y aparejos como cuerdas y redes, material de transporte de piensos alimentarios, flotadores, jaulas, tanques y boyas entre otros.

El plástico es de uso muy frecuente en las instalaciones de acuicultura debido a su resistencia y bajo coste económico, a que no resulta afectado por la corrosión del agua y puede amoldarse a los diferentes ambientes.

Residuos y plásticos

Según el IEO, actualmente no hay una cuantificación adecuada de la cantidad de residuos plásticos derivados de las instalaciones de acuicultura marina ya que, en las actividades de recogida de basuras, los plásticos son muy frecuentemente confundidos con los aparejos de pesca o simplemente no son separados unos de los otros.

El IEO ha iniciado un nuevo proyecto que pretende unir a todos los sectores involucrados en la producción y gestión de los residuos plásticos y profundizar en el conocimiento de esta problemática de la acuicultura marina.

La iniciativa ‘Creación de una Red de Trabajo para la Identificación y Reducción de Residuos Plásticos en Acuicultura’, la lideran científicas del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO y cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el FEMP.

En el primer trimestre de este año han trabajado en identificar a los actores implicados en esta cuestión y en desarrollar las bases de la red de trabajo. Actualmente, están realizando encuestas a todos los implicados en la producción y gestión de los residuos plásticos en acuicultura.

Tras analizar los datos, se celebrará un taller para profundizar en el conocimiento que se tiene en el sector sobre la identificación, gestión y reducción de residuos y, finalmente, se generará y difundirá un documento integrando una guía de buenas prácticas y propuestas de mejora que ayuden a reducir el impacto de los residuos plásticos en el medio marino.

La investigadora principal del proyecto, Salud Deudero, ha asegurado que es un proyecto ambicioso, “en línea con el nuevo marco legal de gestión de residuos a nivel europeo, que pretende aunar esfuerzos en la gestión integral de la problemática de las basuras marinas involucrando a todos los actores de la acuicultura marina con la finalidad de sentar las bases para mejorar su caracterización y para identificar las soluciones más adecuadas para su reducción”.