spot_img

De Lloret y Llinares a viviendas de estilo industrial en el puerto de Las Palmas




Bien visto, no es mala inversión para los millonarios que simulan no tener dinero nunca en el puerto de Las Palmas. Covi Canarias ha comenzado este otoño el lanzamiento de las obras del edificio Residencial Fábrica de Hielo, el mítico espacio industrial del puerto de Las Palmas impulsado por Lloret y Llinares, que se conocía como Pharpes, y que era una empresa que generaba mucho empleo entre las mujeres de la zona.

El estudio EAI Arquitectura ha hecho una virguería que encaja a la perfección la orientación de un inmueble y adecenta tener como vecinos un centro para personas sin recursos aunque con la protección de una comisaría del CNP en Miguel Becerra. ¿Ruidos por las guaguas o el solajero por las mañanas? Los materiales y estructura que plantea EAI Arquitectura elimina cualquier duda.

Es el primer paso de la gran transformación de Miguel Becerra dirigido por Podemos. Parte de la antigua fábrica de hielo de Las Palmas se convertirá en el primer centro de día para las personas que duermen en la calle, según el Plan Integral de Atención a Personas sin Hogar que se desarrolla este 2021 y que también prevé un albergue de emergencia. Junto al inmueble de Covi Canarias habrá servicio de aseo y lavandería, pero también formación, ocio y cuidados, con el fin de evitar que se concentren en la calle, como ocurre en la zona de Miguel Rosas.

Lloret y Llinares creó en los 50 una fábrica de hielo para el pescado que venía del banco sahariano, y canario. Se hizo junto a la sede del sindicato vertical del mar, la Organización de Trabajadores Portuarios (OTP), levantada en 1948 sobre el entonces campo de fútbol del Real Club Victoria de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. Donde hoy se encuentra el restaurante Rías Bajas, frente a La Regenta, había otra fábrica de hielo, hoy un parking de Abertis. En 1982 cerró por la crisis de capturas.

Covi Canarias ha escogido al despacho madrileño EAI Arquitectura, con apoyo de profesionales de las islas conocedores de la zona y su tradición, tras un concurso restringido por invitación. Es trata de un conjunto de edificios de distintas alturas y una base de uso comercial. En Idealista o Fotocasa ya se han colocando los primeros anuncios. Entre 150.000 y 300 y pico mil euros.


Últimos artículos

Contenido relacionado