De La Isleta a Zaragoza: el mayor despliegue logístico del Ejército de Tierra en la historia en Canarias

La Brigada Canarias XVI afronta estos días el mayor despliegue de su historia, que moviliza en un ejercicio en la península a 1.000 efectivos y 268 vehículos desplazados por tierra, mar y aire, dentro las maniobras Canarex21. Se trata de una operación de despliegue de su capacidad de combate y de la primera vez en la historia de la Brigada en la que se va a llevar a cabo un proceso de proyección y repliegue con traslado de personal y material con más de 1.000 soldados y de 268 vehículos de todo tipo.

Este ejercicio supone un hito y un reto logístico, con movimiento de efectivos al Centro de Adiestramiento de San Gregorio (Zaragoza), el mayor de toda Europa, han detallado este viernes los responsables de la Brigada. En Zaragoza, la Brigada Canarias estará apoyada por otros medios como puentes flotantes, medios antiaéreos, de adquisición de objetivos y logísticos y un batallón de Infantería de Palma de Mallorca, en un ejercicio sin precedentes de combate ofensivo con fuego real.

Como ha expresado en rueda de prensa el general jefe de la Brigada, Ramón Armada, este ejercicio supone que su unidad esté «preparada, formada y a la última en cualquier combate posible dentro y fuera de las alianzas españolas».

El ejercicio Canarex21 se realizará en tres fases, del 7 al 23 de abril, y supone el adiestramiento a nivel compañía, ejercicios de instrucción y entrenamiento con fuego real, de grupo táctico integrados en unidades de combate y apoyo al combate y en cohesión con todos los efectivos en un ejercicio de defensa de entornos urbanos.

Este ejercicio supone además una preparación para la siguiente misión, «Libre Hidalgo», que trasladará a más de 500 efectivos de la Brigada Canarias XVI al Líbano para control y seguridad en su frontera con Israel junto a Naciones Unidas.

«Es un hito y la primera vez que hay una proyección de esta envergadura a nivel logístico» para una formación en un «sistema de combate integral» que «prepara a la Brigada para lo peor», lo que permitirá reaccionar de forma fácil a cualquier situación militar, ha explicado el general Armada. Esta operación «demuestra la madurez de la Brigada Canarias», capaz de realizar un despliegue con transporte multimodal.

Este ejercicio supone, ha señalado Armada, «mover a la mitad de la Brigada fuera del archipiélago, con capacidad para estar un mes de operaciones con fuego real», para así «dar seguridad y confianza a la ciudadanía con la formación al personal para en 24 horas estar operativo para cualquier escenario posible».

El traslado de los efectivos y vehículos ya ha comenzado, con una primera oleada que recorrerá los 1.480 kilómetros por mar hasta Huelva y posteriormente 925 a Zaragoza. De esta forma, la Brigada demuestra «su capacidad, no solo de defensa nacional sino que es un instrumento capacitado para grandes proyecciones y despliegues, además de para un ataque integral ofensivo», ha resaltado su general jefe.