Consignatarias: buscar tripulaciones al aeropuerto será castigado con dureza

La reforma de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, con sanciones a la morosidad en el transporte de mercancías por carretera, incluye también obligaciones más restrictivas para los servicios de vehículos de turismo con conductor. La Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha dado carpetazo a la tramitación de los dos proyectos de ley, aprobados en diferentes fases por el Gobierno de coalición, y que modificaban puntualmente esta norma.

Junto al régimen sancionador en el transporte, la norma que aprobará el Congreso incluye cambios propuestos por el Gobierno para completar las infracciones previstas a los servicios de los VTC (vehículos de turismo con conductor), que saldrán hacia el Senado con mayores restricciones. La ponencia ha incorporado las enmiendas del PSOE y Unidas Podemos que abundan en las infracciones relativas a la precontratación, debiendo como infracción muy grave la búsqueda de clientes que no hayan precontratado el servicio y endureciendo la posible revocación de licencia, en línea de las reivindicaciones del sector del taxi.

Concretamente, los cambios introducidos relativos a las VTC contemplan que la imposición de tres sanciones en un período de dos años a partir de la imposición de la primera de ellas pueda dar lugar a la revocación de una licencia. Inicialmente, el proyecto aprobado por el Gobierno pasaba por la retirada de la misma si se imponían cinco sanciones en un año.

Además, se va más lejos en lo previsto por el Gobierno en materia de infracciones. Según la enmienda introducida por la ponencia de la ley, será infracción muy grave que un servicio VTC conduzca para buscar, recoger o propiciar la captación de clientes que no hayan contratado ni solicitado previamente en un tiempo previsto el servicio. También se concreta como infracción muy grave iniciar un servicio y recoger clientes sin que los clientes hayan efectuado la precontratación del servicio, entendiendo para esta un intervalo de tiempo mínimo entre la contratación o la designación del vehículo y la prestación del servicio.

Asimismo, la reforma tipificará como infracción muy grave la salida de vehículos VTC del lugar en que habitualmente se encuentren guardados o estacionados sin llevar a bordo la documentación exigible y la hoja de ruta del servicio, al igual que no facilitarlas a los servicios de inspección. Todas estas infracciones, en caso de arrastrar previamente una sanción, acarrearán una multa de entre 2.001 a 6.000 euros.