spot_img

Cepsa certifica la calidad de Petrocan en el puerto de Las Palmas




La petrolera Cepsa confirmó este miércoles a Puertos928 que Petróleos de Canarias (Petrocan), dedicada a la recepción, almacenamiento y suministro de combustibles marinos en el puerto de Las Palmas ha certificado su Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) bajo la norma ISO 45001:2018, tras superar con éxito la auditoría realizada por la verificadora externa Audelco.

El director de Cepsa en Canarias, José Manuel Fernández-Sabugo, dijo que «Petrocan se suma, así, al camino iniciado en meses anteriores al migrar de la certificación OHSAS 18001 a la ISO 45001». Fernández-Sabugo explicó a Puertos928 que «Cepsa siempre ha integrado en su gestión, de manera proactiva, la seguridad y salud laboral de sus empleados y empresas auxiliares, proporcionando lugares de trabajo seguros y saludables, minimizando riesgos y eliminando peligros, y siempre teniendo en cuenta la participación de los trabajadores y de sus representantes en el proceso. Esta nueva certificación voluntaria supone dar un paso más en nuestra mejora continua, otro de los valores que caracteriza a Cepsa», asegura José Manuel Fernández.

En la auditoría de certificación ha participado una veintena de interlocutores de diferentes departamentos de la compañía, durante cuatro jornadas de trabajo. Este nuevo estándar, implantado de manera voluntaria, sustituye a la OHSAS 18001 (Occupational Health and Safety Assessment), incorporando nuevas potencialidades. Entre las mejoras que supone la nueva certificación implantada, destacan el refuerzo del liderazgo y del compromiso de la alta dirección, y la promoción de la consulta y participación activa de los trabajadores a todos los niveles, mediante la aportación de los mecanismos, el tiempo, la formación y los recursos necesarios para ello.

La entidad debe no solo proteger, sino también promover la salud física y mental de sus trabajadores, para lo que se introduce como propósito el bienestar laboral del trabajador en términos de emociones o sentimientos respecto a su trabajo y profesionalidad (valoración, respeto, desarrollo, etc.), así como en lo relativo a otros aspectos que pueden mejorar el ambiente laboral (como la conciliación de la vida personal y laboral, la flexibilidad de horarios o el teletrabajo). Además, esta norma hace un mayor hincapié en la necesidad de la mejora continua y en el desarrollo de indicadores para demostrar dichos progresos; todo ello a través de la evaluación y seguimiento permanentes. Y, por otra parte, potencia el cumplimiento de los requisitos legales, al exigir la aportación de pruebas que lo evidencien.


Últimos artículos

Contenido relacionado