Quieren quitarle a La Luz los cruceros para llevarlos a Arguineguín

No quieren el gas, que sería lo lógico dados los grandes consumidores que tienen de energía en hoteles y apartamentos: quieren lo bueno. El Colegio de Caminos, Canales y Puertos y decano de la Demarcación de Las Palmas, que tiene su sede en la Autoridad Portuaria de Las Palmas, defendió este jueves en un encuentro institucional la salida de la cementera de Ceisa (Masaveu y Cemex) que hay en Arguineguín. Allí se propuso en su momento hasta hacer un circuito de Fórmula 1.

El CIT de Gran Canaria, entidad fundadora del Patronato de Turismo de Gran Canaria (PSOE) que ha expulsado a la Autoridad Portuaria de Las Palmas (PSOE), de sus órganos de gobierno, defiende que se coloque ahí parte del negocio de cruceros que existe en el puerto de Las Palmas.

De esta forma la Autoridad Portuaria de Las Palmas tendría que compartir este nicho de mercado con Puertos Canarios, empresa pública propiedad de Casimiro Curbelo en una Consejería de Obras Públicas que es del PSOE. El consejero de Turismo de Gran Canaria es empleado de esa planta de Cemex y los Masaveu en el sur de la isla.

Así, en Mogán, donde la Guardia Civil investiga la compra de votos en favor de Ciuca, a juicio de jefe de la Demarcación de Caminos, Julio Rodríguez, «no parece razonable» la presencia de la planta de Ceisa porque el espacio tiene una «clara vocación turística».

El directivo de Cordial Hoteles y vicepresidente del CIT, Nicolás Villalobos, apuntó este jueves que «las ineficiencias que se asumen por inercia» es la que han producido que Ceisa no se mude a otro espacio industrial y que «el vencimiento de la concesión sobre la infraestructura portuaria es una oportunidad histórica» es clave para «deshacer una ineficiente inercia heredada» que producido «una pieza única, privilegiada ocupada por una industria pesada».

La filial canaria de Cemex y Masaveu ha solicitado a Puertos Canarios una nueva autorización que le permita seguir utilizando el puerto de Santa Águeda, el único industrial de titularidad autonómica, cuando termine la concesión actual. Cementos Especiales de las Islas explica que ha cursado formalmente su petición ya que el plazo de concesión del puerto vence en octubre del próximo año.

La empresa considera «imprescindible» para la actividad de la fábrica de cemento seguir contando con el puerto de Santa Águeda, situado a su lado, «puesto que permite la recepción de parte de las materias primas desde la península y el traslado del producto terminado al puerto de Las Palmas y al resto de las islas». «Estas operaciones implican anualmente el movimiento de medio millón de toneladas de materiales y, gracias a esta instalación, se evita la circulación de cien camiones diarios por la autopista Sur GC-1 y la emisión de 3.000 toneladas de CO2», argumenta.

El grupo Ceisa cuenta con 15 puntos de producción, almacenaje y venta en Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma, factura 60 millones de euros y genera 150 empleos directos, de los cuales el 30 % son de perfil técnico. Su fábrica en El Pajar tiene una capacidad de producción de 1,5 millones de toneladas de cemento y sus materiales se venden exclusivamente en Canarias.

El coordinador general de Ceisa, Claudio Piernavieja, destaca que la empresa lleva «más de 60 años en El Pajar generando riqueza y empleo». «Nuestro objetivo», añade, «es permanecer desarrollando nuestra actividad con los tres pilares fundamentales: nuestra fábrica, ubicada en terrenos de la compañía; la cantera, que nos proporciona una materia prima de gran calidad y exclusiva de Canarias, y el puerto, que nos permite ser absolutamente eficientes al reducir al mínimo los traslados».