Canarias vuelve a perder el control de Puertos del Estado

El jefe del Puerto de Castellón, Francisco Toledo, llega a Puertos del Estado para ocupar el puesto que hasta ahora controlaba Salvador de la Encina. Este puesto se ofreció en su momento al presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, que optó por permitir el acceso de Ornella Chacón, que pidió su cese por motivos personales a José Luis Ábalos.

Militante del PSOE y profesor de matemáticas, fue rector de la Universitat Jaume I de Castellón entre 2001 y 2010. Fue portavoz de Economía e Industria del grupo socialista durante 2011 a 2015 en el Parlamento de Valencia, fecha en la que fue nombrado por el jefe de la Generalitat, Ximo Puig, como presidente de PortCastelló.

La llegada de Toledo debe servir para impulsar planes previstos en el Puerto de Granadilla y oxigenar la masa laboral en Las Palmas. Los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco lograron a finales de 2019 un principio de acuerdo sobre el nuevo convenio sectorial, que precisará de una revisión y corrección general antes de ser sometido a la Dirección General de Trabajo y la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

Anesco ha considerado clave, para el éxito futuro del sistema portuario español, que las relaciones laborales se desarrollen desde el objetivo común, compartido con las organizaciones sindicales, de incrementar la eficiencia, sin menoscabo de los derechos laborales de los trabajadores. Por este motivo, a su juicio, «es ineludible continuar alcanzando acuerdos que garanticen la mejora en la productividad, eficiencia y eficacia en la gestión de los trabajadores para asegurar el buen futuro del sistema portuario español que compite en un mercado marítimo internacional muy competitivo».