BP en Mauritania suspende pagos y la extracción de gas y crudo prevista en Senegal

El proyecto de extracción de crudo y gas que se encuentra a 125 kilómetros de la costa mauritano-senegalesa se queda en el aire. BP ha mandado un aviso de paralización de operaciones de sus acuerdos con proveedores de reparaciones navales y buques por los precios del crudo. Esto afecta a las operaciones que empresas externas tenían previsto ejecutar en el puerto de Las Palmas. De momento, suspende pagos, según confirmó una fuente del sector a Puertos928 a: Gimi MS, el 70% propiedad de Golar LNG y el 30% de Keppel.

Así, Golar LNG ya tiene el aviso de fuerza mayor de una unidad de BP que busca retrasar por un año la recepción de una instalación flotante de gas natural licuado (GNL) para el proyecto African Tortue Ahmeyim.
El aviso es el último reclamo de fuerza mayor emitido en el sector de GNL, que está luchando con una caída estacional de la demanda, así como con la propagación del coronavirus, que ha afectado aún más el consumo mundial de combustible súper refrigerado.

BP espera un retraso de un año debido a la pandemia y ahora no ve ninguna posibilidad de reducir ese marco de tiempo. Se esperaba que BP recibiera la instalación en 2022 y la alquilara durante 20 años para licuar el gas de su proyecto Greater Tortue Ahmeyim en la frontera marítima entre Mauritania y Senegal. «Si bien aún no se puede determinar el impacto total, como operador razonable y prudente, BP se compromete de manera transparente y colaborativa con las partes interesadas clave para mitigar los riesgos», dijo un portavoz de BP a Puertos928 a principios de abril pasado.

«Esto incluye la emisión de un aviso de fuerza mayor a Golar en línea con los términos del contrato de arrendamiento y operación de fecha 26 de febrero de 2019. Este es un resultado directo de los continuos impactos comerciales debido a Covid-19″, dijo la misma fuente. Golar dijo que estaba en conversaciones con BP para establecer la duración del retraso y la medida en que esto fue causado por el brote de coronavirus.

Kosmos Energy posee aproximadamente el 28% del proyecto, para el cual se proyecta que el gas comenzará a fluir en la primera mitad de 2023, pero ha dicho que quiere reducir su participación al 10%. La planta está diseñada para producir un promedio de aproximadamente 2.5 millones de toneladas de GNL por año. Se esperaba que la construcción de la instalación flotante costará alrededor de 1.3 mil millones, excluyendo los costos de financiación. Golar también dijo que estaba hablando con su contratista principal de construcción, Keppel Shipyard, para reprogramar actividades para reducir sus compromisos de gasto de capital para 2020 y 2021. Las empresas invocan fuerza mayor cuando no pueden cumplir con sus obligaciones contractuales debido a circunstancias fuera de su control.