Bajamar Express de FOE pasa su primera ITV en Astican

El trimarán Bajamar Express, el buque de Fred Olsen Express que cubre la ruta Santa Cruz de Tenerife-Agaete (Gran Canaria), inició esta segunda semana de mayo su primera ITV en las instalaciones de Astican. Es la primera vez que un buque de este tipo entra en el dique seco de Astican. El barco incorpora la tecnología de vanguardia más avanzada para de reducir sus emisiones al medio ambiente. En su primera varada obligatoria tras su entrada en servicio en 2020 y su puesta a punto en algunos trabajos de soldadura, pintura e inspección.

En la fabricación del barco se han empleado estructuras más ligeras y materiales más sostenibles, unas prestaciones dirigidas a contribuir al cuidado del entorno en el que realiza sus operaciones. Los motores que se analizan en Astican se caracterizan por ser unos equipos altamente especializados, de una potencia muy alta y con un peso y volumen muy bajos, lo que permite alcanzar la velocidad necesaria reduciendo sus consumos y emisiones, cumpliendo además con los requerimientos de emisiones ‘Tier II’ de la Organización Marítima Internacional, que establece los niveles contaminantes máximos.

Fue optimizado el diseño de sus tres cascos, con simulaciones y ensayos hidrodinámicos, y toda la zona del barco que se encuentra fuera del agua -aerodinámicas-, de tal forma que reduzcan su resistencia al agua y al aire para un menor consumo y contaminación. Para reducir el peso del barco y su resistencia al agua, se priorizó la utilización del aluminio a lo largo de toda su estructura, un material tres veces más ligero que el acero.

Este Fast Ferry Trimarán tiene 118 metros de eslora y una capacidad para 1.100 pasajeros y 276 vehículos. La excelente colaboración entre ambas empresas, ha permitido adecuar la manga del trimarán a la capacidad de varada de Astican, que permite reducir el gasto en combustible al evitar tener que desplazarse fuera de las islas canarias para realizar las periódicas puesta en seco, reducción que le ha sido reconocida como barco relevante del año 2020 por Royal Institution of Naval Architects por contar con diseños que minimizan su impacto en el entorno, estructuras más ligeras y el uso de materiales sostenibles que reducen las emisiones y el consumo de combustible.