Carga: Naviera Armas, pendiente de la diplomacia entre Madrid y Rabat

La crisis de gobierno en el Ejecutivo de Pedro Sánchez debe llevar consigo una mejora de las relaciones entre Madrid y Rabat. De esa normalización depende de que las líneas de Armas Trasmediterránea generen ingresos con cierta lógica.

El negocio del Estrecho está tocado por la decisión de Rabat de neutralizar los intereses españoles en Marruecos en materia logística. Marruecos está negociando meter barcos entre Gibraltar (Reino Unido) o Portugal para sortear la influencia de España en el norte de África.

Tras la venta a Grupo Grimaldi del negocio de Armas Trasmediterránea de barcos y terminales portuarias para dar servicio a las rutas entre la Península y las Baleares, a Armas le queda Estrecho y Canarias.

Naviera Armas Trasmediterránea está desarrollando un plan de mejora de las líneas interinsulares canarias, mientras potencia los servicios entre Canarias y la Península, así como en el Mar de Alborán y Estrecho para atender la creciente demanda ante la previsible disminución de la pandemia de la Covid-19. En la línea Algeciras-Ceuta se han reforzado los fines de semana, con tres viajes los sábados y cuatro viajes los domingos.

La apuesta a corto plazo de Naviera Armas Trasmediterránea consiste en la incorporación del nuevo catamarán ‘Volcán de Taidía’ en la línea entre las dos capitales canarias.