Antes de 2025: Bruselas apoya la electrificación de las terminales del Puerto de Las Palmas

El Comité del Mecanismo Conectar Europa o Comité CEF (Connecting Europe Facility) de la Comisión Europea ha aprobado el desarrollo de inversiones que facilitarán y acelerarán la posibilidad de conectar los buques a la red eléctrica en el puerto de Las Palmas. Antes de 2025 el puerto de Las Palmas deberá ofrecer servicios llave en mano a las navieras. En 2020 el puerto de Las Palmas ha ejecutado una primera licitación para comenzar a dar este servicio de forma armonizada.

La jefa de área de Desarrollo Industrial Sostenible en la Dirección General del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, María Luz Peláez, dijo este jueves que en puertos como en Las Palmas será preciso la convergencia «entre oferta y demanda lo que permitirá la viabilidad de estos proyectos, en los que es fundamental la colaboración público-privada». «Hay que analizar cuál es la demanda y cuáles son los costes. Las primeras ciudades españolas que han empezado con el Cold Ironing han sido aquellas cuyos puertos estaban muy cerca de la ciudad. La Comisión hablaba de dar un margen hasta 2025, fijándose como prioridad Las Palmas, en el caso de España», entre otros.

Peláez ha recordado que la “directiva se encuentra actualmente en fase de revisión. Es muy prematuro saber cuál va a ser su resultado, aunque se están manejando varios borradores y, en definitiva, se trata de seguir lo que se está haciendo en Bruselas al respecto”.

En Bruselas hay varios proyectos como el EALING de puertos europeos electrificados o el Global EALING para nuevas infraestructuras Onshore Power Supply. Las Palmas se adapta al proyecto de la Directiva 2014/94/EU, que contempla que el suministro de electricidad en tierra se instalará con carácter prioritario en los puertos de la Red Central de la RTE-T, y en otros puertos, a más tardar el 31 de diciembre de 2025.

Dado que los buques atracados presentan una demanda de electricidad bastante elevada, la instalación de OPS en un puerto requiere la mejora de toda la red eléctrica. Actualmente, el puerto de València recibe electricidad de media tensión (20kV). El uso de 20kV combinado con los requisitos de seguridad de suministro en los puertos hace que la cantidad máxima de energía a demandar de la red general para usos no instantáneos no debe exceder los 13 MW. Una estimación conservadora de la demanda de energía para un portacontenedor es de aproximadamente 2 MW, 1 MW para un transbordador y más de 10 MW para los cruceros.