Anacef lanza una agenda para captar jóvenes en la mar en Canarias

Los problemas de relevo generacional en la pesca esuna de las mayores preocupaciones para Anacef y las administraciones de los países costeros de la UE. Completar las tripulaciones para salir al mar se convierte, en ocasiones, en una misión casi imposible, más aún en los meses de pandemia, en los que un solo positivo obligaba a los armadores a paralizar su actividad al no encontrar relevo para volver a la mar.

Anacef puso en marcha en 2019 una iniciativa orientada a alumnas y alumnos de las escuelas de formación náutico-pesquera de Canarias con el fin de despertar vocaciones hoy en día dormidas por el desconocimiento de las actuales condiciones de un oficio sin paro.

Aunque a priori podría parecer una propuesta algo reiterativa al ser jóvenes ya interesados en el sector debido a su elección de estudios, la realidad es bien distinta. Una encuesta realizada por la Secretaría General de Pesca entre 715 alumnos de los dos cursos de los ciclos formativos medio y superior de ocho de estos centros arrojó datos muy significativos: sólo el 26% de los estudiantes que se matriculan en estos estudios lo hace pensando en desarrollar su carrera profesional en el sector pesquero, con un 36,7% que lo hacen para trabajar en la marina mercante y un 30% en embarcaciones de recreo.

De ahí el interés de los armadores en dar a conocer entre estos 240 estudiantes de Las Palmas, Tenerife y Lanzarote la realidad de un sector muy modernizado en los últimos años. La campaña de promoción de la Organización de Productores ANACEF incluye el documental «Memorias de un oficio», que gira en torno a la experiencia de una de esas personas que encontraron en el mar algo más que un sustento.

José “Pepe” Sieira, excapitán y ex jefe del Servicio de Protección de Recursos de Galicia y del Servicio de Pesca del Estado en Pontevedra, habla de su pasión por la pesca y comparte su experiencia profesional con Aarón, un joven estudiante de la escuela náutico-pesquera de Vigo que quiere conocer en profundidad las distintas opciones laborales que se le presentarán al terminar sus estudios.

Además del corto, Anacef ha recogido en un libro la vida de este apasionado de la pesca, quien, a través de diferentes fotografías, nos va adentrando en su trayectoria para poner en valor un oficio tan antiguo como actual. El material audiovisual se está presentando estos días en las tres escuelas náutico-pesqueras de Canarias y los estudiantes están hablando con el protagonista del vídeo y aclarando con él las dudas que tienen sobre su futuro laboral.

Cepesca

El presidente de la patronal de armadores Cepesca, Juan Manuel Liria, manifiesta su preocupación por el impacto y las complicaciones por la escasez de personal en las tripulaciones de la flota española. El responsable de Cepesca asegura, en una entrevista con Efeagro, a escasez de tripulantes o las dificultades a causa de la covid19, sobre todo para la vacunación, destacan entre los retos para las empresas armadoras.

Para los armadores, es preocupante la «escasez de tripulantes», sobre todo españoles, un problema que afecta a todo tipo de personal, ya sean «oficiales, maquinistas o marineros».  Para corregir esa carencia, Cepesca plantea mejorar la comunicación con las escuelas náutico-pesqueras, porque ahora muchos estudiantes y futuros profesionales se forman «sin pisar un barco».

Apunta que sería importante introducir una formación profesional dual o un cambio en las carreras, de forma que los estudiantes hagan parte de su formación a bordo, «un modelo danés, mixto, que da buenos resultados».

Asimismo, Cepesca solicita más facilidades para la contratación de extranjeros, que cubran esta falta de personal, y que ahora se complica por las limitaciones que supone la covid-19 para los trámites de documentos o la realización de cursos.

Liria reconoce que los armadores querrían mayor presencia en la preparación de la reforma de la Ley de Pesca que ultima el Gobierno «y no enterarnos por la prensa cuando ya está entre los ministerios». En cuanto a su contenido, «existe una preocupación muy fuerte» ante la posibilidad de que cambie la distribución de cuotas entre los buques españoles y el miedo a que tales modificaciones provoquen «inseguridad jurídica».