¿A qué no sabes donde va a poner Maersk su hub de mercancías en África occidental?

No es un tema de terminales: es una base de logística intermodal. La inestabilidad institucional en la Autoridad Portuaria de Las Palmas, la llegada de un dirigente portuario del PP con experiencia municipal pero ajeno a la velocidad de la captación de inversiones, por espacio de pocos meses hasta el regreso de Luis Ibarra (PSOE), vuelve a pasar factura a Canarias. Concentrar esfuerzos en una pasarela absurda ajena al negocio portuario, que tarda más en culminarse (lleva seis años de trámites) que la autopista East Los Angeles Interchange, la autovía más transitada del mundo (siete años), genera en 2020 malas noticias.

Finalmente, AP Moeller-Maersk (Maersk) ha anunciado una instalación de almacenamiento y distribución (una unidad similar a la que tiene Carreras en El Goro, Telde) en Abidjan, Costa de Marfil, para abordar las necesidades de los clientes y el crecimiento comercial significativo dentro de este mercado a través de sus soluciones premium. Es lo que ocurre cuando se desmantela el aparato de inteligencia de negocio portuario para hablar todo el día de cruceros que apenas dejan dinero en las islas y sí muchos contratos de peatonalizaciones de calles.

Es una muestra de lo que se está reordenando en la presidencia actual del puerto de Las Palmas. Para muestra: mientras en el Puerto de Las Palmas se atendía a una pasarela, los dueños de Opcsa colocaban en Costa de Marfil inversiones para mejoras en el puerto de San Pedro 510 millones de dólares. Por no hablar de los 400 millones de euros comprometidos en Las Palmas y que han acabado en Lomé y Sines.

Este miércoles Maersk ha confirmado que la instalación multipropósito está «estratégicamente ubicada» alrededor de la zona industrial, con fácil acceso al puerto. La compañía dijo que la instalación estará equipada para apoyar a varias industrias, desde la venta al por menor, los bienes de consumo y la tecnología de rápido movimiento. Además, dijo que permitirá una experiencia de almacenamiento consistente para los clientes locales y globales de Maersk. Eso significa que los clientes locales recibirán el mismo nivel de servicio que los de Europa y América del Norte.

«Maersk tiene una fuerte presencia en el mercado de África occidental y estamos revisando continuamente nuestra propuesta de valor para asegurarnos de ofrecer soluciones competitivas de extremo a extremo», dijo Thomas Theeuwes, director gerente de Maersk Central West Africa a Reuters.

«Con esta instalación podemos ayudar a los clientes a cumplir con los desafíos dinámicos que enfrentan en sus cadenas de suministro, proporcionando la flexibilidad que tanto necesitan debido a las demandas estacionales e irregulares de los consumidores». El almacenamiento se ha convertido en un área de crecimiento importante para el sector marítimo, ya que los puertos y los transportistas buscan hacer que sus cadenas de suministro sean más eficientes aumentando la velocidad de comercialización.

Desde 2017, Mediterranean Shipping Company (MSC) tiene un acuerdo de concesión por 35 años con el segundo puerto de San Pedro en Costa de Marfil para operar su terminal de contenedores como parte de un acuerdo para mejorar la instalación. Costa de Marfil es el principal productor mundial de cacao y más de la mitad de su producción total se exporta a través del puerto de San Pedro, que se encuentra cerca de las principales regiones productoras del oeste. El principal puerto del país es Abidjan, que es uno de los más activos de la región. Las inversiones para mejoras en el puerto sumarán 510 millones de dólares.  El gobierno de Costa de Marfil dijo en 2016 pasado que el Grupo Bilal se asociaría con el Puerto de San Pedro y MSC en el proyecto, que incluye el desplazamiento y ampliación de la terminal de contenedores del puerto.

MSC dijo que las mejoras permitirían a los buques de carga con una capacidad de 14.000 unidades equivalentes a veinte pies (TEU) atracar en San Pedro y ayudarlo a convertirse en uno de los centros de transbordo más competitivos de África occidental. Costa de Marfil, la economía más grande de África occidental, emergió de una década de agitación política y guerras civiles en 2011. Ahora se encuentra entre las economías de más rápido crecimiento del mundo y es uno de los principales destinos del continente para la inversión extranjera.