spot_img

700 millones: Equinor, Greenalia, Capital Energy, EDPR y Engie pierden el tren de la offshore en Canarias




La inversión de Equinor era de 480 millones de euros, 114 millones por Greenalia. El resto hasta llegar a 700 millones, que sería de la suma de Disa junto a EDPR y Engie, esperaba aportar su experiencia y conocimiento tecnológico como desarrolladores líderes en energía eólica marina desde el sureste de Gran Canaria; pero eso ya es historia. En diez años, solo en Canarias, se esperaba unos cien dispositivos offshore que puedan generar entre 300 y 400 MW de energía, la mayor parte entre Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura.

El Cabildo de Gran Canaria, entidad que en Madrid o Londres (sede de Equinor) las compañías es una diputación, controlada por el PSOE y Nueva Canarias, ha bloqueado el desarrollo de eólica marina por incapacidad de las empresas de no mirar por encima del hombro a los isleños. Oficialmente, es por el impacto visual. La realidad es otra: les ha pasado lo mismo que a otras empresas del sector energético como Redexis o Ence.

Un desastre financiero: a ver cómo se explica a inversores loarticulares y bancos

La inutilidad para hacer lobby honesto y transparente creyendo que comprando cuatro páginas de prensa analógica y patrocinar unas jornadas técnicas era suficiente para seducir a los grancanarios se ha vuelto a poner de relieve. El negocio de la eólica tenía una previsión de inversión de 700 millones de euros en Canarias. El rechazo grancanario generará un efecto cascada en el resto de islas. Fuerteventura tiene una moratoria a la eólica en tierra precisamente por las formas empleadas por el sector.

Hasta 2019 en Canarias para montar un proyecto bastaba con ir a Tenerife y hablar con Coalición Canaria. Pero el régimen del 1993 murió en las últimas elecciones regionales y el poder se ha descentralizado en las islas. Eso significa que cada isla va por libre y que las declaraciones de interés general a los cabildos de las trae al pairo. En el caso de Gran Canaria cogobiernan los mismos partidos autonómicos: PSOE, Nueva Canarias y Podemos. Una de las damnificadas será la compañía gallega de energías renovables Greenalia ha iniciado los trámites para la construcción y puesta en marcha del primer parque eólico marino de España de 50 MW con 114,2 millones de euros.

En abril de 2021, ka consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez (PSOE), destacó que la economía azul como una de las apuestas para la diversificación productiva con mayor potencial del Archipiélago, en un encuentro celebrado en la sede de la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN) en el que se presentaron propuestas de Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) por valor de 700 millones de euros en energía eólica marina y actuaciones portuarias de carácter innovador.

“En estos momentos ya hay 15 proyectos de distintas tecnologías, con una media de inversión de 50 millones de euros, que se están desarrollando en PLOCAN, un auténtico banco de ensayo de la eólica marina en España y en Europa para colocar a Canarias en la primera liga en este ámbito, y este es el camino en el que tenemos que avanzar para que la diversificación basada en la economía azul, en la innovación y en el conocimiento sea el motor de la diversificación productiva de Canarias”, subrayó la consejera Elena Máñez.

Máñez dijo la pasada primavera que la pandemia ha acelerado el desarrollo de las tecnologías, que ya generan retorno económico y social e informó de que existen propuestas en el marco del PERTE por valor de 500 millones de euros para ensayar diversos prototipos de diferentes tecnologías para el aprovechamiento de energías renovables marinas y 200 millones para el aprovechamiento de nuevas tecnologías en aguas de los puertos de Canarias.

Para Máñez existe interés por ensayar diez prototipos de diferentes tecnologías con una media de inversión de 50 millones de euros en energías renovables marinas, principalmente eólica, estimándose que la mitad de la inversión se quedará en Canarias. Estos proyectos, a ensayar en el banco de pruebas de PLOCAN, abarcan desde la adecuación de infraestructuras portuarias y de construcción naval para su adaptación al desarrollo de la industria eólica marina, a demostradores, plataformas flotantes, prototipos de cimentación fija por gravedad con torre telescópica, validación de anclajes eólicos marinos para media profundidad, hibridación de energía eólica flotante, olas y generación de hidrógeno, entre otros.

Además, la consejera se ha referido a las actuaciones proyectadas en puertos, con una inversión de 200 millones de euros, no solo para adecuar las infraestructuras portuarias y de construcción naval en los principales nodos logísticos y de fabricación de componentes eólicos, para su adaptación a las capacidades, volúmenes y dimensiones que exige el desarrollo de la industria eólica marina, sino para la producción de hidrógeno y el aprovechamiento de sistemas híbridos de energía solar y de las olas.

La consejera de Economía ha valorado que tras los proyectos señalados hay un soporte institucional, que incluye a las autoridades portuarias de Las Palmas, de Santa Cruz de Tenerife, A Coruña y Bilbao, al Instituto Tecnológico de Canarias, a PLOCAN, a la Asociación Empresarial Eólica y a cerca de cuarenta grandes empresas, principalmente de ingeniería y del sector de la construcción naval y de la energía.


Últimos artículos

Contenido relacionado